Los 13 nudos críticos del Reglamento que afectarían el buen funcionamiento del órgano responsable del texto constitucional

La inquietud está en el presupuesto disponible, plazos, transparencia, legitimidad, incidencia, pueblos originarios y equidad territorial.

Diciembre 29, 2020

Una de las primeras tareas luego de la elección de las y los integrantes de la Convención Constitucional (CC) será la aprobación de un Reglamento que asegure un buen funcionamiento del órgano responsable del nuevo texto constitucional.

En este contexto, la Red de Centros por una Nueva Constitución, espacio de articulación entre instituciones políticas de la ex Nueva Mayoría y del Frente Amplio, hizo un llamado de atención a la oposición en su conjunto: es necesario considerar con tiempo aspectos centrales del Reglamento para preparar con tiempo las definiciones de cada fuerza política y así facilitar los entendimientos entre los dos bloques.

El Reglamento establecerá obligaciones y limitaciones, materializando concretamente los modos de relacionamiento entre ciudadanía y representantes.
Las principales consideraciones son centrales para lograr una participación que refuerce la legitimidad del proceso constituyente. Se encuentran en áreas relevantes como transparencia, presupuesto, plazos, legitimidad, incidencia, consulta indígena y equidad territorial.

1) Para garantizar la más alta y efectiva participación ciudadana en la convención, debe promoverse desde ya un proceso informativo y de educación constitucional lo más masivo posible; 2) balancear las limitaciones presupuestarias y 3) de tiempo para la preparación, información, desarrollo y sistematización de la información que la ciudadanía quiera someter a revisión de las y los convencionales.

4) La disputa de legitimidad y la necesidad de garantizar aquellos mecanismos participativos que sean efectivos y abrir canales de comunicación; 5) la imperiosa necesidad de asegurar mecanismos de participación incidentes; 6) revelar la participación incidente a través de foros nacionales, audiencias públicas abiertas, Incorporación en la discusión las conclusiones de cabildos o asambleas autoconvocadas.

7) La Convención debe involucrar a una ciudadanía desafectada de la política y desconfiada de los y las representantes, contemplando mecanismos que democraticen y deseliticen la participación; 8) la ciudadanía debe poder fácilmente conocer el efecto de su participación.

9) El Reglamento debe contemplar mecanismos de transparencia y acceso a la información, y de rendición de cuentas de los representantes a los representados; 10) en relación al acceso a la información, debe asegurarlo como derecho, facilitarle, limitarlo sólo en razón de causas calificadas establecidas en el reglamento y que se justifiquen conforme al derecho internacional de los derechos humanos, y estableciendo presunción en favor del acceso.

11) Se debe discutir con los pueblos indígenas si se realizará proceso de consulta o será suficiente con los escaños reservados; 12) el Estado debe promover la equidad territorial y descentralización en el trabajo de la convención.

Para cerrar, 13) el reglamento debe considerar un diseño que permita una convención “itinerante o descentralizada”, que se desplace por el territorio nacional para escuchar a la ciudadanía, promoviendo mayor acceso e inclusión.

Trabajo transversal de oposición

Javiera Ascencio, coordinadora general Proyecto Reglamento para la Convención Constitucional en Rumbo Colectivo, afirmó que “es fundamental que desde los centros de estudios de oposición entreguemos insumos a los candidatos y candidatas a la convención para que puedan proponer y acordar ampliamente mecanismos que permitan escuchar y considerar a la ciudadanía y a los grupos históricamente excluidos en la toma de decisiones”.

Claudia Heiss, del Directorio de Fundación Red de Estudios para la profundización Democrática, recordó que “el reglamento de la Convención Constitucional es un factor importante para legitimidad de la nueva Carta Fundamental. Lejos de ser un aspecto “neutro” para el proceso constituyente, el reglamento puede establecer aspectos decisivos relacionados con la transparencia de las discusiones, la apertura de la Convención a la ciudadanía y la rendición de cuentas de las y los convencionales a sus electores”.

Respecto al documento presentado, Flavio Quezada del Instituto Igualdad afirmó que “aspiramos a un reglamento que profundice el carácter democrático del proceso, mediante una amplia e inclusiva participación. Pero también que el funcionamiento interno de la Convención permita que su resultado (la nueva constitución) sea la más fiel expresión de los anhelos mayoritarios del país”.

El sentido del documento es llegar al mundo político y ciudadano interesado en el debate público para que las campañas se diseñen pensando seriamente en cómo abordar la participación en el contexto de la convención constitucional.

Esta propuesta es el último esfuerzo transversal de oposición en la búsqueda de puntos de encuentro programáticos.

“Hemos dedicado mucho tiempo y esfuerzo colectivo en lograr legitimar este proceso constituyente, los Centros de Estudios y Fundaciones partes de esta red entendemos la importancia de encontrar la mayor cantidad de puntos de encuentro en la elaboración del reglamento de la Convención Constitucional, esto para lograr construir una constitución que represente a todos y todas”, afirmó César Gutiérrez, director Fundación Socialdemócrata.

“Con la red de Centros hemos estado trabajando en ideas para un reglamento de la Convención Constitucional que vele por la legitimidad del órgano que redactará la nueva Constitución. Tal como lo ha señalado la ciudadanía desde el 18 de octubre del 2019, ésta debe tener entre sus pilares fundamentales una participación ciudadana incidente y mecanismos obligatorios de transparencia y rendición de cuentas. Sin esto será difícil un proceso constituyente exitoso, que logre restablecer la confianza ciudadana en la institucionalidad política”, afirmó Fernando Atria, presidente de Casa Común.

“Creemos que debe existir claridad que en el Reglamento se juega parte importante de la legitimidad de la convención: el proceso chileno requiere garantías de una participación ciudadana”, afirmó Víctor Barruero, director ejecutivo de la Fundación por la Democracia.

“Este es un llamado de atención a mirar con detención las posibilidades que abre el Reglamento antes que se inicie la campaña, para que haya un adecuado trabajo de manejo de expectativas y de responsabilidad en los contenidos de campaña. Este documento identifica temas a los que hay que prestar atención con tiempo”, cerró Xavier Altamirano, director ejecutivo de Horizonte Ciudadano.

La Red de Centros por una Nueva Constitución es un conjunto de centros de pensamiento, representantes de una amplia diversidad de centroizquierda e izquierda, que hemos decidido articular nuestras capacidades en torno a objetivos comunes del proceso constituyente.

Trabajaron en el documento:
Rumbo Colectivo, Horizonte Ciudadano, Fundación por la Democracia, Red de estudios para la profundización de la democracia, Fundación Participa, La Casa Común, Red Liberal, Instituto Igualdad, Fundación Socialdemócrata, La Brújula.

Etiquetas
Relacionados

Red de Centros lanza campaña por el Apruebo y Convención Constitucional

Instancia fue conducida por Lucía López; se realizaron arengazos, se proyectó el ConstituLate y se presentaron las ilustraciones de la campaña digital “Cuidate, cuida tu plebiscito”.

Leer más

Red de Centros lanza propuesta “Perspectiva de género en el Reglamento de la Convención Constitucional”

La Red de Centros de Estudios para una Nueva Constitución presentó documento trabajado entre las 15 organizaciones que componen este grupo.

Leer más

El Constitulate con Javiera Contador

Este trabajo se realizó junto a la Red de Centros por una Nueva Constitución.

Leer más
Suscríbete a nuestro newsletter​